Canarias ADMINISTRA el 77,6% de las vacunas recibidas

08/04/2021

Se han inyectado ya 354.705 dosis. 

Marcos Moreno / Agencias

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha administrado ya 354.705 dosis de vacunas contra la COVID-19, de las 457.120 recibidas, lo que representa el 77,60%. Dentro de estas cifras, 249.022 eran de Pfizer, 21.792 de Moderna y 83.891 de AstraZeneca, según ha informado el Ejecutivo regional.

Además, hasta ayer miércoles, 7 de abril, se había logrado la inmunización de 114.637 personas que ya han recibido en Canarias las dos dosis de la vacuna, lo que supone el 6,13 % de la población diana (1.871.033 personas). Solo durante la jornada de ayer miércoles se administrador 14.407 vacunas.

PAUTA DE LA VACUNACIÓN CON ASTRAZENECA

Por otro lado, Canarias, tal y como se acordó en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, limita desde este jueves la administración de vacunas de AstraZeneca solo para las personas mayores de 60 años.

En este sentido, a las personas que ya han recibido la primera dosis de esta vacuna que la inmunización se completará de la manera que los expertos decidan en las próximas horas.

COBERTURA POR GRUPOS

Por grupos, tras la inmunización con dos dosis de los grupos 1 y 2 (los correspondientes a los residentes y trabajadores de centros sociosanitarios y a los profesionales sanitarios de primera línea), la vacunación continúa con el resto de grupos establecidos siguiendo el criterio de vulnerabilidad y exposición.

Sanidad destacó aquí que el grupo 4, el de los grandes dependientes domiciliarios, está inmunizado el 82,48 por ciento con las dos dosis; En cuanto al grupo 5, ya hay 23.768 personas que han recibido las dos dosis, es decir, el 8,34 por ciento; el grupo 3, ya está al cien por cien con una dosis y al 24,93 con dos dosis; y el grupo 6, al 28,10 por ciento con una dosis.

Desde la Consejería de Sanidad se recuerda la importancia de acudir a la citación para recibir la vacuna contra la COVID-19, pues el calendario se organiza en función de las vacunas disponibles y la población diana a vacunar en cada momento, por lo que cualquier anulación o incomparecencia puede producir un desajuste en los planes.