Risco Caido ya tiene réplica "como dos gotas de agua"

01/12/2019

La última tecnología combinada con una extrema sutileza artística de los especialistas de Factum Arte permitirá exhibir en Gran Canaria en enero de 2020 "una réplica de sobrecogedora exactitud de la cueva de Risco Caído", el marcador astronómico aborigen situado en el corazón de esta isla.

El Cabildo de Gran Canaria destaca este sábado en un comunicado, que el grado de ejecución del encargo que ha hecho al estudio, Factum Arte, de referencia mundial en la reproducción de hitos como la tumba de Tutankamón o el lienzo Las Bodas de Caná de Paolo Veronese, es sobrecogedor.


El director del proyecto, Pedro Miró, subraya que esta iniciativa supone “un ejemplo perfecto del uso de la digitalización para la divulgación y la accesibilidad del patrimonio”, pues permite vivir la experiencia emocional y sensorial de estar físicamente dentro del santuario en un entorno indistinguible de la cueva original.

El consejero de Presidencia del Cabildo grancanario, Teodoro Sosa, ha podido comprobar en una nave de Ciudad Lineal que la cueva real y la replicada "se parecen como dos gotas de agua", dado el "impactante realismo" que esta empresa ha dado a la neocueva.

Los trabajos previos desarrollados por una quincena de profesionales internacionales en el interior de este legado del pasado aborigen que es Risco Caído, declarado este año Patrimonio Mundial por la Unesco, implicaron emplear una combinación de técnicas de digitalización sin contacto de última generación para capturar el color, la textura de la superficie y las dimensiones de la cavidad, detalla la nota.

Lo primero que hicieron fue usar un sistema de medición láser terrestre para generar un modelo geométrico preciso del interior de la cueva, elemento que sirvió de base para la posterior superposición de colores y texturas.

Las superficies de la cueva se grabaron mediante fotogrametría, una técnica que puede producir modelos 3D detallados mediante la extracción de características comunes de cientos de imágenes 2D superpuestas.

Se tomaron, de hecho, más de 2.500 imágenes de Risco Caído que fueron procesadas para la duplicación mimética del sutil relieve de las caras de roca tallada, lo que permitió obtener una precisa realidad virtual de la cueva.

Los profesionales que han intervenido en esta réplica también han logrado recrear el fenómeno lumínico que genera la entrada del sol en la cámara original de Risco Caído entre los equinoccios de primavera y otoño, un recorrido que mostrarán en apenas unos minutos, en los que el público podrá observar el efecto que se produce en determinados días del año en los que los rayos del sol parecen dibujar formas y siluetas de apariencia humana dentro de la cueva.

La estructura que reproduce la emblemática cueva del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria llegará a la isla en barco en diciembre para su montaje a partir del 8 de enero de 2020 en el lugar reservado para ella en el Centro de Interpretación de Artenara, donde el Cabildo ultima la adaptación del espacio donde será admirada por el público.