El precio de la gasolina en Canarias "es más cara" que en península excluyendo impuestos, según un estudio de la ULPGC

23/02/2021

El estudio señala que el sector de la venta mayorista y minorista de carburantes "es un mercado de reducida competencia" en España, apuntando que la situación en Canarias "es aún más grave", ya que tiene cinco islas "en oligopolio y dos en monopolio".

El precio de la gasolina en Canarias "es más cara" que en península excluyendo impuestos, según se extrae del proyecto de investigación del profesor del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Juan Luis Jiménez, junto al profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona Jordi Perdiguero en el que estudian el precio del combustible en el archipiélago.

Este estudio ha sido presentado en la Comisión de Economía del Parlamento de Canarias el 17 de febrero y será nuevamente presentado a la Federación Canaria de Islas (FECAI) en los primeros días de marzo, según informó la ULPGC en nota de prensa.

En relación al mismo, los profesores exponen que el sector de la venta mayorista y minorista de carburantes "es un mercado de reducida competencia" en España, apuntando que la situación en Canarias "es aún más grave", ya que tiene cinco islas "en oligopolio y dos en monopolio".

Así, añade Jiménez, que el precio de la gasolina en el conjunto de Canarias "es más caro" que en la península si se excluyen los impuestos, matizando que esto se produce "precisamente por la situación de oligopolio en cinco de las islas, con diferente nivel, que en el caso de La Gomera y El Hierro es de hecho de monopolio".

El informe estudia los años comprendidos entre 2006 y 2019, donde observan como se dispara el "aumento de precios", constando cifras de entre el "30 por ciento en Tenerife y 68 por ciento en El Hierro".

En la comparativa por islas, señalan que los precios caen en Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura, mientras que aumentan en La Palma, La Gomera y El Hierro, "sin que exista causa económica justificada" de dicho incremento "salvo la existencia de mayor competencia en las primeras islas".

Ante estas conclusiones, los investigadores proponen "mejorar, en lo posible", los niveles de competencia minorista en Canarias, así como instan a ser cautos con la concesión de beneficios fiscales o ventajas para las empresas ya instaladas en las islas occidentales debido a que las empresas que operan en mercados concentrados "tendrían mayor probabilidad de apropiarse" de parte de las ventajas fiscales aumentando sus márgenes de distribución.

Finalmente, consideran necesario facilitar y promover la entrada de operadores low cost, así como impedir procesos de concentración futuros y vigilar la evolución de los precios.