¿Existe connivencia entre el alcalde de LPGC Augusto Hidalgo y el empresario Miguel Ángel Ramírez?

20/11/2020

El ayuntamiento de la capital grancanaria asumirá la deuda, de casi 1 millón de euros, que mantiene la ex concesionaria de las escuelas infatiles con la Seguridad Social, después de haberle adelantado casi 4 millones de euros para posteriormente traspasar el servicio a otra empresa.

Chano Rodríguez

El Ayuntamiento asumirá la deuda que la empresa Ralons School mantenía con la Seguridad Social por las cuotas impagadas de los empleados que prestaban servicio en la contrata de gestión del servicio público de las escuelas de educación infantil, por un valor de 842.04739 euros, correspondiente al periodo comprendido entre el 1 de julio de 2019 y el 21 de abril de 2020.

El alcalde justifica la decisión «en aras de que las escuelas infantiles sigan estando en funcionamiento y permitir estar al corriente de la Seguridad Social».

Reclamar el dinero

Según el ayuntamiento capitalino la decisión de Augusto Hidalgo no significa que la ciudad pierda ese dinero, pues ya han iniciado ya los trámites para hacer efectiva la garantía definitiva que supone el seguro de caución que firmó Ralons School con la aseguradora Millenium por un importe de 2,34 millones de euros.

Con ello, y dependiendo del ritmo de tramitación del expediente, en unos meses el Consistorio podría CONDICIONAL recuperar el dinero que ahora va a desembolsar.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria autorizo en marzo la cesión del contrato de gestión de las escuelas municipales infantiles de Ralons a Trasa Europa Servicios y Gestión, aunque previamente dio a Ralons cerca de 4 millones para una prórroga en los servicios.

Los hechos vuelven a constatar que el alcalde del PSOE, Augusto Brito y su equipo de gobierno, supuestamente mantienen una connivencia con Ralons, convirtiéndose en el mayor valedor de los intereses empresariales de Miguel Ángel Ramírez.