La consejera de Derechos Sociales de Canarias señala que la renta ciudadana llegará el próximo año

11/09/2019

Noemí Santana manifestó en sesión plenaria que la renta ciudadana, de al menos 660 euros, que se destinará por unidad familiar, llegará el próximo año en primer lugar a aquellas familias que no perciben ningún ingreso.

 La consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, ha aclarado este martes que la renta ciudadana, que se destinará por unidad familiar y se acercará "al menos" a 600 euros al mes, llegará el próximo año en primer lugar a aquellas familias que no perciben ningún ingreso.

Noemí Santana, en el pleno del Parlamento de Canarias, ha comparecido para hablar de la puesta en marcha de la renta de la ciudadanía a petición del PP y Podemos y ha informado de que después, en consiguientes años de la legislatura, y teniendo siempre en cuenta la estabilidad presupuestaria, se desarrollará esta renta.

La intención del Ejecutivo es que sea una renta complementaria que permita mejorar la calidad de vida a las personas que perciben en la actualidad una pensión no contributiva o que tienen un trabajo cuyo salario no les está permitiendo tener una vida digna.

"La renta ciudadana no va a ser una renta básica ni una renta universal", ha aseverado Santana, quien ha comentado que una renta básica universal significaría llegar a toda la ciudadanía, a unas 2 millones de personas, mientras que la renta de la ciudadanía es un derecho para las personas que se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social.

A este respecto, ha indicado que "obviamente, eso no va a ser así, ya que los fondos y competencias que tenemos como Comunidad Autonóma no nos lo permitirían".

Asimismo, la consejera ha precisado que "la renta ciudadana no es la PCI", prestación que reciben en la actualidad unas 6.500 personas, a las que se destinan apenas unos 62 millones de euros.

Ha criticado que la PCI "no está funcionando" y se "quedan fuera mucho perfiles" por ello, ha anunciado, de manera transitoria, hasta que se ponga en marcha definitivamente la renta ciudadana, el Gobierno va a ampliar la PCI y dotarla de mayor presupuesto.

Para la consejera, la renta ciudadana viene a responder "a una demanda política, social, ética, y además, una demanda legal" y un derecho para las personas en riesgo de pobreza y exclusión social, tal y como recoge el artículo 24 del Estatuto de Autonomía.

Además, ha informado de que el Gobierno ya ha empezado a trabajar en una propuesta para que el proyecto de ley de la renta ciudadana sea participado por los partidos, por otras instituciones, por el tercer sector y la sociedad civil y la ciudadanía en general.

La diputada de CC Cristina Valido ha criticado que las propuestas de Podemos y Nueva Canarias respecto a la renta ciudadana recogían que no tenía que estar sujeta a disponibilidad financiera y que sus beneficiarios no tenían que realizar actividades para la inserción laboral.

No obstante, Cristina Valido, que fue consejera de Empleo Políticas Sociales y Vivienda, ha dicho que si el Gobierno plantea una renta ciudadana "seria, rigurosa y por fases" podrá contar con su grupo parlamentario.

De lo contrario, ha continuado, solo se generarán expectativas que acabarán "frustrando a la gente".

El diputado del PP Hipólito Súarez ha pedido al Gobierno que ofrezca los "datos necesarios", como la duración de la renta o el importe máximo a percibir por cada unidad familiar, para "empezar de manera realista su tramitación".

Suárez ha abogado por establecer una hoja de ruta para poner en marcha la renta ciudadana que cuente con el visto bueno de los ayuntamientos, que tramitarán, si cuentan con financiación suficiente, los expedientes de las personas que puedan acogerse "a esta ayuda".

La diputada de Ciudadanos Vidina Espino ha mostrado su desconfianza por la puesta en marcha de la renta ciudadana ya que, ha señalado, el Gobierno no ha hecho pública la ficha financiera que quiere destinar a esta medida, si bien Santana ha detallado que destinarán a esta medida entre 250 y 300 millones.

La diputada del PSOE María del Pino González ha abogado por implantar la renta ciudadana el próximo año para así dar respuesta a las 90.000 personas que esperan por ella para lograr "un futuro esperanzador", mientras el diputado de Nueva Canarias Luis Campos ha lamentado que hay gente que no llega a fin de mes, "es más, hay gente que ni siquiera llega a principio de mes".

Por este motivo, ha agregado el socialista, "sin ninguna excusa" va a salir adelante la renta ciudadana, a pesar "de las cuentas que se ha encontrado" el Gobierno.

La diputada de Podemos María del Río ha celebrado que todos los grupos parlamentarios estén de acuerdo en que es necesaria la renta ciudadana, pues "todos tienen derecho a una vida digna", al tiempo que la diputada de la Agrupación Socialista Gomera Melodie Mendoza ha recordado que el principal compromiso de los partidos que firmaron el pacto en el Gobierno canario fue trabajar por mejorar la vida de las familias que peor lo están pasando y ha resaltado que la renta ciudadana es una alternativa para "paliar la pobreza".