La plaga que asola Melenara y Salinetas por fin tiene nombre

08/08/2018

Se llama la mosca de los estáblos, una especie que muerde y habita en es estiércol

La Stomoxys calcitrans o mosca de los establos es la plaga que ha convertido la vida de vecinos, visitantes, bañistas y empresas de Melenara y Salinetas en los últimos meses. Esta especie de mosca causa mordeduras dolorosas en sus víctimas y la preocupación porque su abundante número hace casi imposible su eliminación con matamoscas o insecticidas utilizados sin éxito.

 

El biólogo  Machado Carillo, quién ha identificado al insecto,  afirma que se trata de una mosca hematófaga, es decir, que  pica a animales de sangre caliente, incluido los humanos. A pesar de eso, en un principio las picaduras sufridas por estos insectos no suponen ningún riesgo para su salud.  Carillo añade que por las imágenes de los monturios de estiércol, ahí se hallaría el foco.

 

Esto confirma lo apuntado por Cristina Fernández en su petición a través de la plataforma social Change.org sobre el origen de las picaduras y las molestias sufridas por los afectados. Fernández, vecina de una urbanización cercana a una finca de invernaderos, reclama en su escrito dirigido al Ayuntamiento de Telde y al Gobierno de Canarias soluciones a un problema que preocupa a los afectados por su salud.

 

La petición  anoche alcanzaba 931 firmas de las 1.000 solicitadas y señala que "existe una vaquería a 158 metros de viviendas y a 280 metros de la playa de Salinetas". También alerta de  grandes montañas de excrementos animales en las inmediaciones (más de dos metros de alto y decenas de metros cuadrados de superficie), al menos en dos localizaciones, una a 800 metros de la playa de Salinetas y otra a 1.100 de la de Melenara.

 

Estos  espacios de almacenamiento, añade en su escrito, no contarían con impermeabilizaciones, sistemas de recogida de purines y lixiviados, ni cobertura de ningún tipo. Además, añade que los  excrementos que son utilizados para el abono de los cultivos de plataneras no son gestionados de forma correcta, lo cual genera un fuerte olor y nubes de moscas mordedoras a escasos metros de viviendas) y de las playas.

 

Desde la concejalía de Agricultura del Ayuntamiento de Telde se alegaba ayer que los veterinarios municipales están visitando las explotaciones cercanas a ambos barrios costeros para investigar el origen de la plaga y se solicitó ayuda al Gobierno canario y al Cabildo. Sin embargo,  este último descartó su competencia en este asusto.

 

Publicidad

La encuesta del día :

¿Considera apropiada la iluminación navideña en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria?

  •   si
  •   no