Las asociaciones de guardias civiles retiran su confianza a Azón y anuncian movilizaciones contra la falsa equiparación salarial

12/03/2019

Todos los colectivos profesionales de la Benemérita en unidad de acción plantean acciones legales por los engaños del Ministerio del Interior

María Montero

Las asociaciones profesionales de la Guardia Civil han retirado su confianza a su Director General, Feliz Azón, por "mentir a los representantes de los trabajadores" respecto a la equiparación salarial correspondiente a los agentes del Cuerpo, tras sentirse traicionados por la decisión unilateral de Azón de desviar 2,5 millones de euros del presupuesto en detrimento de los guardias para favorecer a los policías nacionales. Los colectivos profesionales de la Benemérita, -APC,AUGC,UGC, UO, SES, AEGC-,  han anunciado movilizaciones y acciones legales contra el Ministerio del Interior por "sus engaños con el acuerdo de equiparación". Además, estas asociaciones, en unidad de acción, han trasladado a la opinión pública "el sentimiento de preocupación y engaño" que tienen los representantes de los guardias respecto a la andadura sobre la igualdad de salarios trabajada con la Mesa de la Secretaría de Estado de Seguridad, "una sensación derivada de incumplimientos importantes por parte de los responsables ministeriales". 

Durante la rueda de prensa emitida por todas las agrupaciones representativas de la Guardia Civil, han recalcado que "la fecha del 12 de marzo no ha sido escogida al azar, ya que coincide con el aniversario de la firma del acuerdo de equiparación entre las asociaciones y el Ministerio del Interior". Los portavoces de las asociaciones han recordado que "dicho acuerdo supuso el primer paso para poner fin a una discriminación histórica de los guardias civiles respecto al resto de policías españolas". Igualmente, han destacado que la inclusión en el acuerdo de una consultora externa independiente encargada de elaborar un estudio a fondo de las cantidades necesarias para que la equiparación fuera total con los cuerpos autonómicos fue uno de los puntos más importantes del acuerdo, en un comunicado al que ha accedido La ventana indiscreta.

 Además, estos colectivos de la Benemérita han incidido en que"la equiparación no debe ser solo salarial, sino extenderse al resto de condiciones de trabajo, derechos y material, una cuestión de especial interés para la ciudadanía". Los guardias insisten en que "se trata de un interés público que incluso reconoce el propio Ministerio del Interior, pero expirado el plazo de un año para conocer el primer informe de la consultora con análisis de estudios comparativos, tipología de puestos de trabajo, propuestas de mejora, criterios objetivos de análisis puesto a puesto e informe de verificación del cumplimiento del Acuerdo, el Ministerio del Interior no ha presentado a las asociaciones las conclusiones de un estudio del que desconocemos si ya ha sido entregado". Debido a esta situación crítica, desde las asociaciones se acusa de engaño al Ministerio, ya que en la reunión de la Mesa de Seguimiento del Acuerdo del pasado 26 de febrero, se aseguró a los colectivos que "aún no se disponía del informe". 

"Se ha alterado el principio de equiparación total y absoluta no solo con los Mossos, sino con la Policía Nacional, al variar desde Interior unilateralmente el porcentaje de reparto de las cantidades designadas para el segundo tramo de equiparación, correspondiente a 2019, en detrimento del correspondiente a los guardias civiles. Con esta imposición unilateral se ha negado además la capacidad de negociación a las asociaciones profesionales de la Guardia Civil. Y negar la negociación es negar la realidad, y con ello negar los derechos de los guardias civiles", plantean las asociaciones que anuncian la solicitud ante el Ministerio del Interior para la convocatoria de una reunión urgente al máximo nivel con el fin de analizar todas las cuestiones pendientes.

"También reclamamos a Interior que revierta la discriminación sufrida por reparto con la Policía Nacional, exigimos al Ministerio lealtad institucional a las asociaciones de guardias civiles, de igual modo que a cualquier otro sindicato policial, respetando los derechos retributivos, sociales y profesionales de los trabajadores del Cuerpo. Consideramos a los actuales responsables de la Dirección General, con Félix Azón a la cabeza, interlocutores absolutamente inhabilitados, por haber mentido a los representantes de los trabajadores, quebrando así la confianza depositada en ellos", han subrayado todas las asociaciones de la Benemérita.