En el 2018 entraron al Albergue de Bañaderos 3.258 animales y salieron en adopción 2.524

11/01/2019

El número de adopciones de perros del Albergue de Animales del Cabildo de Gran Canaria ha aumentado el pasado año un 29,7 por ciento, con 148 animales más que durante 2017, a lo que se suma un descenso de 256 ejemplares en la cifra de animales ingresados en el centro.

Se ha hecho público el balance anual del Albergue Insular, situado en Bañaderos (Arucas), que señala que al cierre de 2018 se habían adoptado 2.254 animales, lo que supone 295 adopciones más que en el ejercicio de 2017, cuando lo hicieron 1.959 animales (1.653 perros y 306 gatos).en el descenso de animales sacrificados, un 32 % menos que el año anterior.

Durante 2018 se adoptaron, por tanto, 148 perros y 147 gatos más que en 2017, especifica la nota.

Al Albergue Insular entraron por tanto 3.258 animales en 2018, 256 menos que en 2017, cuando se dieron de alta en las instalaciones 3.514.

De esas altas, las más numerosas corresponden a los perros, con 1.804 ejemplares provenientes de los ayuntamientos de la isla, cuatro del Cabildo y otros 535 encontrados y entregados directamente por la ciudadanía.

Sobre las salidas, la nota destaca que se registraron 1.801 adopciones de perros en 2018, un 73 % de los casos, mientras 28 correspondieron a acogida, 358 a sacrificio, 196 a fallecidos en las instalaciones y 84 fueron recogidos por sus dueños.

Según el desglose mensual, se realizaron 178 adopciones de perros en enero, 150 en febrero, 167 en marzo, 177 en abril, 182 en mayo, 165 en junio, 147 en julio, 109 en agosto, 126 en septiembre, 142 en octubre, 137 en noviembre y 121 en diciembre.

En cuanto a los gatos, fueron 38 adopciones en enero, 30 en febrero, 29 en marzo, 62 en abril, 48 en mayo, 70 en junio, 26 en julio, 38 en agosto, 30 en septiembre, 32 en octubre, 29 en noviembre y 21 en diciembre.

En lo relativo a los sacrificios de animales, estos se redujeron notablemente durante 2018, con un total de 358 perros, en muchos casos como consecuencia del mal estado de salud con el que llegaron los animales, frente a los 540 perros sacrificados en 2017.

Eso implica un descenso global del 32,45 por ciento en el número de sacrificios realizados en el Albergue Insular, todos ellos bajo prescripción veterinaria.

Como explica el consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, estas cifras "deberían ser motivo de alegría" pero, sin embargo, "sirven para reflejar que por mucho que se mejore la atención a los animales y el índice de adopciones, no se resolverá el problema hasta que Gran Canaria no consiga reducir los índices de abandono animal, que es de los más altos de Europa".

Además, Rodríguez pone de relieve algunas de las mejoras realizadas en relación al Albergue Insular en el último año, con "una mejora en la de gestión y del avance en la asistencia con la ampliación de la atención al público los fines de semana".

También se puso en marcha durante el pasado ejercicio "medidas novedosas que facilitaron ese significativo aumento en el número de adopciones, como el régimen de cita previa y selección mediante una plataforma digital, que ayuda a reducir el estrés de los animales que conviven en el centro y sirve de primera toma de contacto entre futuros dueños y los animales", indicó el consejero.

Publicidad

La encuesta del día :

  • 0.00%